Sueño seguro

La muerte súbita del lactante (SUID, por sus siglas en inglés) es un término que se usa para describir la muerte repentina e inesperada de un bebé menor de un año en la que la causa no era obvia antes de la investigación. Estas muertes a menudo ocurren durante el sueño o en el lugar donde duerme el bebé.

Las muertes repentinas e inesperadas de lactantes incluyen el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), asfixia accidental en un ambiente donde el bebé duerme y otras muertes por causas desconocidas.

Los tres tipos frecuentes de SUID (en inglés) incluyen los siguientes:

  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Causa desconocida.
  • Asfixia y estrangulamiento accidental en la cama.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 2018 (en inglés), hubo unas 1300 muertes por SMSL, unas 1300 muertes por causas desconocidas y unas 800 muertes por asfixia y estrangulamiento accidentales en la cama.

Según el Sistema de Prevención de Muertes Infantiles de Colorado (en inglés), el SUIDS se cobra la vida de alrededor de 50 niños menores de un año en Colorado cada año. El primer paso para prevenir el SUIDS y otras muertes relacionadas con el sueño es comprender y utilizar las recomendaciones más actualizadas y basadas en evidencia para un sueño infantil seguro. ¿No está seguro por dónde empezar? En este folleto (en inglés) proporcionado por el National Institute for Children's Health Quality (Instituto Nacional para la Calidad en la Salud de los Niños), obtendrá la siguiente información:

  • La definición de SMSL y cómo reducir el riesgo de muertes de lactantes relacionadas con el sueño
  • Cómo crear un entorno seguro para dormir
  • Estrategias para promover mensajes de sueño seguro para profesionales de la salud, programas de cuidado de niños y, en última instancia, padres y familiares.

Si no lo hace usted, ¿entonces quién?

Todos tenemos un rol para asegurarnos de que todos los niños sean valorados, saludables y prósperos. Es importante que todos los padres, abuelos, familiares, amigos, vecinos y profesionales de la infancia temprana tengan las herramientas que necesitan para poner en práctica el ABC del sueño seguro durante cada siesta, cada noche y cada vez que cuidan a un niño pequeño.

Solo

El lugar más seguro para que su bebé duerma es en la habitación donde usted duerme, pero no en su cama. Nunca duerma una siesta en un sofá o una silla mientras sostiene a su bebé.

Boca arriba

Acueste a su bebé boca arriba. Al acostar a su bebé boca arriba, lo ayuda a respirar fácilmente, ya que su boca y nariz se mantienen libres de obstrucciones. Esta posición también ayuda a su bebé a tragar fácilmente cualquier cosa que escupa o tosa mientras duerme.

Cuna

Siempre acueste a su bebé a dormir sobre un colchón firme en una cuna, moisés o corralito con aprobación de seguridad que no tenga mantas, protectores ni animales de peluche. En lugar de usar una manta para mantener abrigado a su bebé, vístalo con un pijama apropiado para su edad y tamaño o un pijama tipo saco de dormir.

Consejos para hablar sobre el sueño seguro

Hablar de planes para que su bebé duerma seguro no es negociable. Es importante que cualquier persona que cuide a su bebé, incluidos los abuelos, uno de los padres, los miembros de la familia, los amigos y los proveedores de cuidado de niños, comprendan las últimas pautas de seguridad para un sueño seguro.

¿Puede dejar a su bebé al cuidado de otra persona? Consulte estas preguntas de Colorado Shines (en inglés) que lo ayudarán a prepararse para hablar sobre el sueño seguro:

  • ¿Puedo ver dónde duerme mi bebé?
  • ¿Completó alguna capacitación sobre el sueño seguro?
  • ¿Cómo se posiciona a mi bebé cuando duerme?
  • ¿Le ofrece a mi bebé un chupete cuando lo acuesta a dormir?
  • ¿Con qué frecuencia controla a los bebés que duermen?
  • Durante el tiempo que mi bebé está boca abajo, ¿alguien se asegurará de que los ojos de mi bebé estén abiertos?
  • Si mi bebé tiene frío, ¿usa una manta o cambia la temperatura de la habitación?
  • ¿Puedo ver una copia de sus políticas de sueño seguro?

¿Lo sabía?

Los proveedores de cuidado de niños habilitados deben seguir las reglas para asegurarse de que los bebés estén protegidos. Haga clic aquí para confirmar que su proveedor está habilitado o para buscar un programa de cuidado de niños habilitado.

  • Las familias negras tienen el doble de probabilidades que las familias blancas de que sus bebés mueran durante el primer año de vida. En Ohio (en inglés) y Wisconsin (en inglés), es tres veces más probable. Estas estadísticas son más que números; representan familias reales que sufren pérdidas inimaginables. Obtenga más información sobre cómo aplicar un enfoque de equidad para dormir de forma segura y los esfuerzos de lactancia (en inglés) del National Institute for Children's Health Quality.
  • Iniciar conversaciones sobre el sueño seguro en el primer trimestre da a las familias más tiempo para hacer preguntas y realizar los preparativos necesarios, como conseguir una cuna. También les da tiempo a los profesionales de la salud para responder a las inquietudes y conectar a las familias con los recursos. Esto es importante para todas las familias, pero especialmente para las poblaciones que pueden enfrentar barreras sociales o culturales únicas.
  • Dormir boca arriba (en inglés) no hará que el bebé se ahogue, lo protege contra la asfixia. Coloque a todos los bebés boca arriba para dormir a menos que el médico haya indicado lo contrario por escrito. Un bebé saludable tragará o expectorará líquidos de forma natural, es un reflejo que todas las personas tienen para mantener las vías respiratorias despejadas. Gracias a su anatomía, un bebé puede eliminar mejor los fluidos cuando duerme boca arriba.
  • Los bebés generalmente comienzan a darse vuelta cuando tienen entre 4 y 6 meses de edad, que también es la edad en la que disminuye la posibilidad de SMSL. (Cada bebé es diferente. Algunos alcanzan esta hito a los tres meses). Si bien el riesgo de SMSL disminuye mucho después de los seis meses, no desaparece por completo hasta los 12 meses de edad.
  • ¡El dormir juntos incluye tanto compartir la superficie como compartir la habitación! Aunque es un término común, también es confuso. Cuando hablamos de compartir superficie, nos referimos a que el padre, madre o cuidador comparte una cama, un sofá o cualquier superficie para dormir con el bebé, lo cual no se recomienda. Compartir habitación es cuando el bebé duerme en su propia cama, cuna o moisés en la misma habitación donde duermen los padres. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda compartir habitación sin compartir superficie ni cama. Compartir la habitación puede reducir el riesgo de SMSL del bebé y otras causas de muerte relacionadas con el sueño.

Recursos para obtener más información sobre el sueño seguro

Visite el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés) para obtener más información sobre los pasos que puede seguir para crear un lugar seguro para dormir para el bebé.

  • La Safe Sleep Academy (en inglés) proporciona consejos útiles para poner a su bebé a dormir de manera segura, calmar a los bebés inquietos y hacer que toda su casa sea un lugar seguro para el bebé.
  • Cribs for Kids (en inglés) Los socios en Colorado brindan educación sobre el sueño seguro para padres y cuidadores, y muchos brindan cunas portátiles a quienes reúnen los requisitos. Los socios pueden tener un conjunto diferente de requisitos para recibir una cuna portátil y algunos socios solo brindan educación sobre el sueño seguro, pero no cunas; sin embargo, es posible que conozcan otros programas disponibles en su zona que puedan ayudarlo.
  • También se puede encontrar más información sobre el sueño seguro en los sitios web del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (en inglés) y del Children's Hospital Colorado (en inglés).

Juntos, podemos garantizar que Colorado reduzca la cantidad de muertes infantiles evitables a través de programas de apoyo para padres, educación para cuidadores y mayor conciencia pública.