Acerca de nosotros

CO4Kids es la campaña de Colorado que tiene como objetivo crear conciencia sobre las formas de prevenir el abuso y el descuido de menores y la necesidad de familias sustitutas y adoptivas en todas las comunidades. La campaña, dirigida por el Departamento de Servicios Humanos de Colorado, incluye la línea de ayuda directa para casos de abuso y descuido de menores, 844-CO-4-Kids (844-264-5437). Esta línea de ayuda directa disponible las 24 horas del día, los 365 días del año es un recurso para que los habitantes de Colorado conecten a las familias con el apoyo que necesitan para salir adelante. Si conoce a una familia que podría necesitar apoyo o si sospecha sobre un posible caso de abuso o descuido de menores, llame al 844-264-5437. En aproximadamente el 70 % de los casos de bienestar infantil, los niños y jóvenes se quedan seguros en casa mientras su familia recibe los servicios. Si un niño está en peligro inmediato, llame al 911. Si no lo hace usted, ¿entonces quién?

Historia

En 2015, el Departamento de Servicios Humanos de Colorado, en asociación con más de 150 socios comunitarios en todo el estado, lanzó la campaña de concientización pública sobre el abuso y descuido de menores CO4Kids. El enfoque inicial de la campaña fue promover la línea confidencial de ayuda directa de denuncias de abuso y descuido de menores para todo el estado, 844-264-5437.

Desde entonces, la campaña creció para incluir esfuerzos a fin de educar al público sobre las señales de abuso y descuido, crear conciencia sobre la necesidad de encontrar familias sustitutas y adoptivas, capacitar a los denunciantes obligatorios sobre su papel en la denuncia de sospechas de abuso o descuido, y animar a todos los residentes de Colorado a involucrarse y desempeñar un papel en la prevención del abuso y el desuido de menores.

Línea de ayuda directa de abuso y descuido de menores de Colorado
Línea de ayuda directa de abuso y descuido de menores de Colorado
Disponible 24 horas al día, todos los días. No dude en llamar y obtener ayuda. Cualquier persona que vea a un niño en una situación en la cual su vida está en peligro, debe llamar al 911 inmediatamente.