Abuso físico

El abuso físico es cualquier lesión física no accidental (desde hematomas leves hasta fracturas graves o la muerte) derivada del hecho de dar un puñetazo, apalear, patear, morder, sacudir, lanzar, apuñalar, estrangular, golpear (con la mano, un palo, una correa u otro objeto), quemar o lastimar de algún otro modo a un menor, causados por el padre, la madre, un cuidador u otra persona responsable de dicho menor.

Dicha lesión se considera abuso, independientemente de si el cuidador tenía intención de lastimar al menor o no. La disciplina física, como las nalgadas o los azotes, no se considera abuso siempre y cuando sea moderada y no le cause ningún daño corporal al menor.

Señales y comportamientos del niño o joven

  • Presenta quemaduras, mordeduras, hematomas, huesos rotos o un ojo morado sin explicación.
  • Presenta hematomas descolorados u otras marcas notables después de ausentarse por un tiempo de la escuela.
  • Parece tenerles miedo a los padres y protesta o llora cuando llega el momento de volver a su casa.
  • Señala que tiene una lesión causada por uno de sus padres u otro cuidador adulto.
  • Maltrata a animales o mascotas.
  • La explicación de la lesión no parece consistente con la lesión. 

 

Señales y comportamientos del padre, madre o cuidador

  • Da una explicación contradictoria o poco convincente de la lesión del menor, no da ninguna explicación o da una explicación que no es consecuente con la lesión.
  • Dice que el menor es malo o usa algún otro término muy negativo para referirse a él.
  • Toma medidas de disciplina física muy bruscas con el menor.
  • Tiene antecedentes de haber sido abusado en la infancia.
  • Tiene antecedentes de haber maltratado animales o mascotas.

 

Línea de ayuda directa de abuso y descuido de menores de Colorado
Línea de ayuda directa de abuso y descuido de menores de Colorado
Disponible 24 horas al día, todos los días. No dude en llamar y obtener ayuda. Cualquier persona que vea a un niño en una situación en la cual su vida está en peligro, debe llamar al 911 inmediatamente.