Negligencia

Negligencia es la falta de un(a) padre/madre, tutor legal, u otro cuidador de cubrir las necesidades básicas de un niño. La negligencia se presenta de muchas maneras, incluyendo negligencia física, médica, educativa y emocional.

Negligencia física

La falta de cubrir las necesidades básicas de un niño como las de nutrición, ropa, vivienda, higiene y atención médica. La negligencia física también puede involucrar la supervisión insuficiente de un niño y otras formas de descuido imprudente de la seguridad y el bienestar del niño.

  • Abandono: dejar solo a un niño sin organizar una atención o supervisión razonable.
  • Expulsión: el rechazo evidente de custodia como la expulsión permanente o indefinida de un niño del hogar, sin organizar de manera adecuada que otros lo cuiden o negarse a aceptar a un niño que regresa después de haber huido.
  • Traslado constante: cuando un niño repetidamente es dejado al cuidado de otros por días y semanas a la vez, posiblemente debido a la renuencia del padre, la madre o el cuidador de mantenerse a cargo.
  • Negligencia nutricional: cuando un niño está desnutrido o continuamente hambriento por largos periodos, lo que a veces puede mostrarse en un crecimiento deficiente. La negligencia nutricional por lo general se incluye en la categoría de "otras negligencias físicas".
  • Negligencia con la ropa: cuando a un niño le falta la ropa adecuada, como no tener la ropa apropiada o zapatos para el invierno.
  • Otras negligencias físicas: incluye higiene inadecuada y formas de descuido imprudente de la seguridad y el bienestar del niño (por ejemplo, manejar afectado por efectos de drogas o alcohol, dejar a un niño pequeño desatendido en un carro).

Negligencia médica

La falta de buscar tratamiento médico o dental, o de seguir los consejos del médico para problemas o condiciones de la salud que, dejados sin tratar, pueden convertirse en lo suficientemente graves para que sean peligrosos para el niño.

  • Denegar cuidado de la salud: la falta de brindar o permitir que se le brinde el cuidado necesario como lo recomienda un profesional competente del cuidado de la salud, para una lesión física, enfermedad, condición médica o incapacidad.
  • Demora en brindar cuidado de la salud: la falta de buscar un cuidado de la salud apropiado y a tiempo para un problema grave de la salud que cualquier persona razonablemente reconocería como necesario de atención médica. Entre los ejemplos de demoras en el cuidado de la salud están no llevar a un niño a que reciba el cuidado médico o dental preventivo adecuado, no obtener ayuda para un niño enfermo o no seguir las recomendaciones médicas. No buscar cuidado de la salud mental adecuado también se encuentra en esta categoría. La falta o la demora en encontrar cuidado de la salud puede presentarse porque la familia no tiene seguro de salud.

Negligencia educativa

Implica la falta de un padre/madre o cuidador de inscribir a un niño en edad escolar en una escuela, suministrar la educación en el hogar apropiada o suministrar la educación especial necesaria, permitiendo que el niño o joven adopte un absentismo escolar crónico.

  • Permitir el absentismo escolar crónico: permitir habitualmente absentismo de la escuela, con un promedio de por lo menos cinco días al mes si el padre, la madre o tutor legal es informado del problema y no intenta intervenir.
  • Falta de inscribirle en la escuela u otro absentismo: no brindarle educación en el hogar, no registrar o inscribir a un niño en edad escolar, causando que el niño pierda por lo menos un mes de clases en la escuela, sin razones válidas.
  • Falta de atención a las necesidades especiales de educación: rehusarse a permitir o no obtener los servicios educativos remediales para obtener o seguir con el tratamiento para un trastorno del aprendizaje diagnosticado del niño u otra necesidad de educación especial, sin una causa razonable.

Señales y comportamientos del niño o adolescente

  • Usa ropa sucia o que es considerablemente muy pequeña o muy grande, o que con frecuencia necesita arreglo.
  • Parece estar vestido de manera insuficiente para el clima.
  • Siempre parece estar con hambre; acapara, roba o pide para comer, o va a la escuela con poca comida.
  • Con frecuencia se ve cansado con poca energía.
  • Con frecuencia reporta que está cuidando a hermanos(as) menores.
  • Demuestra mala higiene, huele a orina o heces, o tiene dientes sucios y deteriorados.
  • Se ve raquítico o tiene un estómago hinchado (indicación de desnutrición).
  • Tiene problemas dentales o médicos sin atender, como llagas infectadas.
  • Asegura que no hay nadie en casa que le pueda prestar cuidado.

Señales y comportamientos del padre/madre o cuidador

  • Parece ser indiferente con el niño.
  • Parece apático o deprimido.
  • Se comporta de una manera irracional o bizarra.
  • Abusa del alcohol o drogas.
  • Niega la existencia de problemas del niño en el colegio o en el hogar, o lo culpa por ellos.
  • Ve al niño como completamente malo, inútil o molesto.
  • Busca al niño principalmente para que le brinde cuidado, atención o satisfacción de sus necesidades emocionales.
Línea de ayuda para reportar el abuso y la negligencia infantil en Colorado
1-844-CO-4-KIDS (1‑844‑264‑5437)
Disponible 24 horas al día, todos los días. No dude en llamar y obtener ayuda.
Cualquier persona que vea a un niño en una situación en la cual su vida está en peligro, debe llamar al 911 inmediatamente.