Abuso físico

El abuso físico es cualquier lesión física no accidental (variando de moretones pequeños a fracturas graves o la muerte) como resultado de puñetazos, palizas, patadas, mordidas, sacudidas, lanzamiento contra objetos o la pared, apuñalamiento, estrangulamiento, golpes (con las manos, palos, correa u otro objeto), quemaduras u de otro modo hacer daño a un niño, que sea causado por un padre/madre, cuidador u otra persona que sea responsable del niño. 

Dicha lesión se considera abuso sin considerar si la persona encargada tuvo la intención de lastimar o no al niño. La disciplina física como nalgadas o reglazos no se considera abuso, mientras que sea razonable y no cause lesión física al niño.

Señales y comportamientos del niño o adolescente

  • Tiene quemaduras, mordidas, moretones, huesos quebrados o ojos morados sin explicación.
  • Tiene moretones desvanecidos u otras marcas evidentes después de una ausencia de la escuela.
  • Parece asustado de sus padres y no quiere irse o llora cuando es hora de ir a casa.
  • Informa tener lesiones causadas por un padre/madre u otra persona encargada adulta.
  • Abusa de los animales o las mascotas.
  • Su explicación de la lesión no parece consistente con la lesión.

Señales y comportamientos del padre/madre o cuidador

  • Da explicaciones contradictorias, poco convincentes o no da explicaciones sobre la lesión del niño, o da una explicación que no corresponde con el tipo de lesión.
  • Describe al niño como malvado o en otra manera muy negativa.
  • Usa disciplina física severa con el niño.
  • Tiene antecedentes de haber sufrido abuso cuando niño.
  • Tiene antecedentes de abusar de animales o mascotas.
Línea de ayuda para reportar el abuso y la negligencia infantil en Colorado
1-844-CO-4-KIDS (1‑844‑264‑5437)
Disponible 24 horas al día, todos los días. No dude en llamar y obtener ayuda.
Cualquier persona que vea a un niño en una situación en la cual su vida está en peligro, debe llamar al 911 inmediatamente.